Patrick Reed se querella contra los medios de comunicación que siguen el golf

Patrick Reed ha presentado una demanda contra miembros de los medios de comunicación por "difamación, falsedad perjudicial e interferencia ilícita".

Esta demanda en particular es contra Shane Ryan de Golf Digest, Hachette, New York Post, Fox Sports, Doug Ferguson y Associated Press. Estos acusados ​​han sido nombrados co-conspiradores en la denuncia junto a la del PGA Tour, el canal de golf de NBC, Brandel Chamblee, Damon Hack, Shane Bacon, Eamon Lynch, Golf Week, Gannett y otros.

La nueva demanda alega que los acusados ​​han difundido “acusaciones falsas maliciosas, todas las cuales fueron diseñadas para dañar gravemente a Reed, su familia y colegas personal y profesionalmente. Reed es un ex miembro del PGA Tour, campeón de Masters, entre muchas otras victorias, elogios y premios a la temprana edad de 32 años”.

La demanda destaca a Shane Ryan como “uno de los primeros y quizás el más hater y sin sentido de los acusados ​​en difamar, herir y provocar daños psicológicos con acusaciones falsas con el Sr. Reed, su familia y sus colegas”.

Shane Ryan escribió el libro, "Slaying the Tiger: A Year Inside the Ropes on the New PGA Tour", y recientemente lanzó, "The Cup They Couldn't Lose: America, The Ryder Cup, and The Long Road to Whistling Straits”, que según el equipo de Reed “miente y vuelve a publicar ataques falsos y muy dañinos”.

La denuncia alega que Ryan está "patológicamente obsesionado con dañar al Sr. Reed y su familia y colegas, y dada su conocida relación incestuosa con los del PGA Tour" y que "su último libro es parte integrante de la avalancha de comentarios difamatorios". Estas declaraciones que han sido publicadas no solo por los demandados en este caso, sino también regurgitadas con verdadera malicia por Brandel Chamblee, Damon Hack, Shane Bacon y Eamon Lynch, comentaristas en el Golf Channel de NBC, que según el Comisionado de la PGA, Jay Monahan, es el evento del PGA Tour. Su compañero Chamblee y los demás son demandados en una querella relacionada de Reed v. Chamblee, también presentada en un tribunal federal en Jacksonville, Florida”.

El abogado de Reed, Larry Klayman, habló después de presentar la demanda en nombre de su cliente.

“Mi cliente, su familia y colegas se han convertido en el chivo expiatorio de periodistas baratos y deshonestos en los medios de golf, como Shane Ryan, que se alimentan en el abrevadero del PGA Tour, un Tour que históricamente maltrató al Sr. Reed. De hecho, el cambio de mi cliente a LIV Golf se debió principalmente a este maltrato, donde ni siquiera se brindó la seguridad adecuada en los eventos del PGA Tour, donde los aficionados hostiles insultaron y amenazaron al Sr. Reed, su esposa, caddie y entrenador”.

"El señor Reed, en nombre de sí mismo, de su familia y de sus colegas, simplemente no aguantará más y está luchando en los tribunales no solo para redimir su reputación legítima de honestidad y logros y éxitos superiores en el golf, sino también para proteger a sus seres queridos de tipos de la catadura de Shane Ryan, Doug Ferguson y el resto de gentuza que se ganan la vida lamentable y patéticamente difundiendo mentiras e información falsa sobre él. Este tipo de periodistas, editores y redes les dan mala fama a los buenos, al publicar y transmitir información falsa a las masas para su propio beneficio financiero para generar lectores, audiencia, clics, y sin otra razón que usar al Sr. Reed cruelmente como una herramienta para hacer dinero, sin importar cuán dañino haya sido o sea para su carrera, su familia, colegas y su vida”.

“Que se sepa que cualquiera que emule a Shane Ryan y a los otros acusados ​​en estas dos demandas, con el fin de obtener una ganancia barata y dañar al Sr. Reed, su familia y colegas, será responsable de conformidad con la letra de la ley. ”

© livgolf.es
error: ContenIDO protegIDO !!